Portada · Noticias · Faq · Contacto · Colabora 11 Agosto 2022 10:24
Navegación
las Ediciones
VSnail beta 1.0
Iniciar Sesión
Nombre de Usuario

Contraseña



¿Aún no eres Miembro?
Pulsa aquí para registrarte.

¿Has Olvidado tu Contraseña?
Pulsa aquí para solicitar una nueva contraseña.
Pergaminos
Sindicación
Foros Noticias
Textos Enlaces

Comunidad
© VINDICACIÓN DE LOS REYES MAGOS
P.S. Mi papá murió hace más de 30 años. Poco tiempo después de su partida, mientras arreglaba sus papeles, encontré una cajita de zapatos muy pequeña. Contenía los primeros zapatitos de bebé míos y una colección de cartitas que comenzaban "Señores Reyes Magos" algunas escritas con la letra de mi padre y otras con la despatarrada letra de mis inicios en la escritura


Yo, que he sido escéptica en muchísimos aspectos, jamás he dudado, ni dudo, de la existencia de los Reyes Magos.

Nadie podrá nunca convencerme de que eran mis padres los que, furtivamente y en un acto absolutamente carente de sentido, depositaron durante mi infancia, los regalos en los zapatos colocados a tal efecto en la ventana de mi cuarto. No obstante, debo reconocer que dichos regalos no siempre se ajustaron a las peticiones claras y precisas formuladas mediante un documento tan fehaciente como una carta.

Los espíritus proclives a corroborar, a lo largo de los siglos, que el cuadrado de la hipotenusa es igual a la suma de los cuadrados de los catetos, jamás podrán hacer mella en la convicción profunda de la existencia de dichos Monarcas, adquirida en interminables noches del cinco al seis de enero, mediante la clara percepción de las pisadas parsimoniosas de los camellos, sobre las chapas de zinc del techo de la casa de mi infancia.

Suele aducirse, vanamente, que esas presuntas pisadas no eran otra cosa que las corridas amorosas de los gatos atorrantes. Pero todo chico bien nacido sabe diferenciar claramente esos románticos entreveros oídos durante trescientas sesenta y cuatro noches, año tras año, del inconfundible y majestuoso paso de un camello escuchado - únicamente- en esa especial noche trescientos sesenta y cinco.

Eso para no mencionar, por resultar demasiado burda y evidente, la desaparición del pasto y el agua dejados para aplacar el hambre y la sed de unos animales que, en el breve lapso de una noche, deben recorrer el planeta y, por lo tanto, reponer las energías gastadas en tan enorme esfuerzo. Ni siquiera el espíritu más obtuso podría imaginarse a un gato enamorado comiendo pasto y, mucho menos, a unos padres sigilosos y apresurados ingiriendo, rápida y silenciosamente, semejante clase de vituallas.


Página 1 de 3 1 2 3 >
Comentarios
No se han Publicado Comentarios.
Publicar Comentario
Inicia Sesión para Publicar un Comentario.
Valoraciones
La Valoración está disponible Sólo para Miembros.

Inicia Sesión o Regístrate para votar.

No se han publicado Valoraciones.
En imágenes
Breves
Bodas en mayo, males las llamo.
Mini Charla
Debes Iniciar Sesión para publicar un mensaje.

fw
06/02/2021 19:36
gracias por los besos. cuidáos mucho. un abrazo

fw
06/02/2021 19:36
aquí seguimos, Mar. sin armar escándalos :-D

Mar
21/01/2021 17:29
Y que os he dejado un poemilla en el Olvidado Jardín. Besos

Mar
21/01/2021 17:24
Holaaaaaa!!! He vuelto a la casa abandonada ¿Hay alguien? Solo vengo a dejaros abrazos imposibles. y

Mar
10/01/2019 12:34
Otro Año, otras vidas... Os deseo a todos que sea Feliiz y que tengamos Salud y Trabajo. Todo con mayúsculas. Y abrazos a capazos.

Archivo de Charlas