Portada · Noticias · Faq · Contacto · Colabora 26 Enero 2022 20:33
Navegación
las Ediciones
VSnail beta 1.0
Iniciar Sesión
Nombre de Usuario

Contraseña



¿Aún no eres Miembro?
Pulsa aquí para registrarte.

¿Has Olvidado tu Contraseña?
Pulsa aquí para solicitar una nueva contraseña.
Pergaminos
Sindicación
Foros Noticias
Textos Enlaces

Comunidad
© BUSCANDO A ALMA ROSENBERG

Alma, que seguía inmersa en su crisis de identidad y pérdida de memoria, no alcanzaba a comprender.

Preguntó:

–¿Y por qué es malo ser judío?

–No lo sé –sonrió el redactor–. Algo habréis hecho: hace tres mil años que os persiguen.

Alma trató de procesar aquella información, completamente nueva para ella. ¿Quién les perseguiría? De repente, en un momento de lucidez recordó aquellos libros ilustrados en yiddish que tanto le gustaban, libros en donde siempre aparecían villanos de la peor calaña. Por suerte, también estaban los superhéroes, que luchaban contra ellos para que los malos no pudieran hacer daño a nadie. De entre todos los héroes de cómic, Superman era su preferido.

–¿Tú eres judío? –preguntó Alma.

–No, pero conozco a muchos. La mayoría de los empleados de este periódico lo son. Nací en un barrio pobre de Budapest donde había muchos judíos. Fue allí donde aprendí el yiddish. Tu padre también es judío –le explicó.

Alma quería saber más cosas. Tenía necesidad de preguntar, preguntar hasta resolver todas sus dudas. Pero el redactor, dando por terminada aquella conversación, le indicó con un gesto amable que le acompañara.

Alma bajó la cabeza y le siguió sin rechistar. Muchos en la redacción abandonaron sus tareas durante unos segundos para observar a la niña avanzando por el pasillo en dirección a la salida. Otros que escuchaban las noticias procedentes de Europa apiñados alrededor de un transistor de radio, no llegaron a percatarse de su presencia.

El semblante cansado del padre se iluminó al ver a la niña. La recibió con los brazos abiertos. Alma se abrazó con timidez a aquel señor de azul que decía ser su padre.

Estos hechos mínimos tuvieron lugar el 5 de septiembre de 1939. Mientras al otro lado del Atlántico Hitler arrasaba Polonia con su flota aérea, Alma caminaba por las calles de Nueva York cogida de la mano de su padre, dando saltitos para no perder el paso, de regreso a la pequeña vivienda que tenían alquilada al Este de Brooklyn. Temerosa de lo que pudiera ocurrir, Alma iba mirando con los ojos bien abiertos hacia delante, hacia atrás, hacia todos lados, tratando de averiguar dónde podría haberse escondido Superman al tiempo que se preguntaba por qué su héroe preferido no desarmaba de una vez a esos tipos que llevaban tres mil años persiguiendo a los judíos.

Página 2 de 2 < 1 2
Comentarios
No se han Publicado Comentarios.
Publicar Comentario
Inicia Sesión para Publicar un Comentario.
Valoraciones
La Valoración está disponible Sólo para Miembros.

Inicia Sesión o Regístrate para votar.

No se han publicado Valoraciones.
En imágenes
Breves
A grandes males, grandes remedios.
Mini Charla
Debes Iniciar Sesión para publicar un mensaje.

fw
06/02/2021 19:36
gracias por los besos. cuidáos mucho. un abrazo

fw
06/02/2021 19:36
aquí seguimos, Mar. sin armar escándalos :-D

Mar
21/01/2021 17:29
Y que os he dejado un poemilla en el Olvidado Jardín. Besos

Mar
21/01/2021 17:24
Holaaaaaa!!! He vuelto a la casa abandonada ¿Hay alguien? Solo vengo a dejaros abrazos imposibles. y

Mar
10/01/2019 12:34
Otro Año, otras vidas... Os deseo a todos que sea Feliiz y que tengamos Salud y Trabajo. Todo con mayúsculas. Y abrazos a capazos.

Archivo de Charlas