Portada · Noticias · Faq · Contacto · Colabora 28 Noviembre 2022 15:49
Navegación
las Ediciones
VSnail beta 1.0
Iniciar Sesión
Nombre de Usuario

Contraseña



¿Aún no eres Miembro?
Pulsa aquí para registrarte.

¿Has Olvidado tu Contraseña?
Pulsa aquí para solicitar una nueva contraseña.
Pergaminos
Sindicación
Foros Noticias
Textos Enlaces

Comunidad
© Lopedesosa - GRISES EN LAS ESQUINAS
Cafetería en la Gran Vía MADRILEÑA, mañana otoñal, una mano que se apoya en el hombro y obliga a volver la cabeza. Tras el gesto amical una pregunta quizás anhelante, siempre dudosa:

- ¿ Tu no eres ...?

Y hago memoria mientras contesto afirmativamente. Nada, que sus fisonomía debe estar en ese oscuro rincón de la mente donde me es imposible navegar. Y vienen explicaciones no pedidas, recuerdos que desgrana mi interlocutor y abren en mí el deseo que acabe cuanto antes la charla, que la prisa obliga a tomar rápido el cortao y la porra, que para eso estoy en los madriles. Que una reunión me espera con la imperiosa necesidad de cambiar estatutos, modificar bases y sobre todo continuar dando vida a una entidad que tuvo su urgencia ante injusticia manifiesta y que ahora vive por inercia y no por necesidad. Borrón y cuenta nueva, digo adiós y aparto al moscón empeñado en revivir y condensar en cinco o diez minutos meses de conocimiento esporádico, que el grado era el grado Me hace sacar a la luz vivencias ancladas en los años de la juventud, cuando chirriaban los tranvías subiendo la pendiente de Hermanos Bécquer, se perdía el último Metro hasta Diego de León por asistir al estreno de la más reciente obra de Jardiel o ser testigo del arrojo de un tintero en la pantalla del cine donde se proyectaba Gilda. Y grises en las esquinas

Acabada la tediosa reunión asamblearia, hecho y entregado --la pela es la pela-- el correspondiente resumen justificante (desplazamiento, "gastos varios", "prima de asistencia") la espera del tren de vuelta hacia ese exilio semivoluntario en la periferia, con el regusto amargo en la mente de años vividos en libertad dentro de un estricto régimen de limitadas opciones. En ese aparente lago de paz cuando en las noches de estío machacabas Alcalá y Torrijos arriba hacia el domicilio paterno. Y los grises en las esquinas. Pretextos de urgencia en los servicios sanitarios de Zahara y Chicote para ver y no tocar, desde lejos, a las asiduas que esperan al gobernador de provincia o al delegado de abastos o fiscalía de tasas que "sube" a Madrid pretextando resolver determinados papeleos. Cuando la biblioteca del Ateneo era refugio por la carencia para el café de la tertulia vespertina en la cafetería de Infantas . Y gracias a esa total carencia, encontrado refugio en el Ateneo de calle del Prado y así conocer en las ediciones de Losada de Buenos Aires las obras de García Lorca y sobre todo a Fouché, aquel Duque de Otranto que tan bien diseccionara S. Zweig. Al anochecer, grises en las esquinas, pasada fugaz por "los alemanes" de la plaza de Santa Ana a ver si se cruzaba alguno de los dominguines y echarle en cara que Pepe Luis era único dios del firmamento taurino.


Página 1 de 2 1 2 >
Comentarios
No se han Publicado Comentarios.
Publicar Comentario
Inicia Sesión para Publicar un Comentario.
Valoraciones
La Valoración está disponible Sólo para Miembros.

Inicia Sesión o Regístrate para votar.

No se han publicado Valoraciones.
En imágenes
Breves
Astucia e' zorro es mejor, que olfato e' buen cazador.
Mini Charla
Debes Iniciar Sesión para publicar un mensaje.

fw
06/02/2021 19:36
gracias por los besos. cuidáos mucho. un abrazo

fw
06/02/2021 19:36
aquí seguimos, Mar. sin armar escándalos :-D

Mar
21/01/2021 17:29
Y que os he dejado un poemilla en el Olvidado Jardín. Besos

Mar
21/01/2021 17:24
Holaaaaaa!!! He vuelto a la casa abandonada ¿Hay alguien? Solo vengo a dejaros abrazos imposibles. y

Mar
10/01/2019 12:34
Otro Año, otras vidas... Os deseo a todos que sea Feliiz y que tengamos Salud y Trabajo. Todo con mayúsculas. Y abrazos a capazos.

Archivo de Charlas