Portada · Noticias · Faq · Contacto · Colabora 26 Enero 2022 20:39
Navegación
las Ediciones
VSnail beta 1.0
Iniciar Sesión
Nombre de Usuario

Contraseña



¿Aún no eres Miembro?
Pulsa aquí para registrarte.

¿Has Olvidado tu Contraseña?
Pulsa aquí para solicitar una nueva contraseña.
Pergaminos
Sindicación
Foros Noticias
Textos Enlaces

Comunidad
© Cinco Primaveras

La nieve, las calles en Navidad, el olor a chimenea de las casas de zonas rurales, el sol que calienta levemente nuestra ropa en los días despejados y el chocolate caliente. Todo del invierno. Una estación triste para algunos, nostálgica y romántica para otros. Una estación, simplemente, para muchos. Para muy pocos, una oportunidad de disfrutar de una de las bellas caras de la vida que sólo aparece una vez al año.

Pero cualquier nimiedad se acaba echando de menos. Como dije antes, cuando hablaba de Mónica, hasta las manías más irritantes y los malos momentos se añoran cuando sabes que no los tendrás nunca más. Y darías lo que fuera hasta por cabrearte. Es cierto lo que dicen, no se sabe lo que se tiene hasta que se pierde. Lo minusvaloramos todo, hasta la vida, nuestra propia vida. Confíamos demasiado en que siempre estará ahí, por la inercia de los días, porque es poco probable que las cosas cambien, porque... ¿ por qué a ti?, ¿por qué a lo tuyo?, con la cantidad de personas que hay... Yo ni siquiera puedo llorar, creo que este es el peor castigo al que se puede condenar: la privación de la vida. Pero no de la vida como se percibe a la ligera, no de la situación opuesta a estar muerto, sino de sus pequeñas cosas, de una lista innumerable que circula, invisible, por el mundo, como carta de restaurante, ofreciendo un menú del que podemos disfrutar con cada amanecer y que es completamente gratis. Si todo se viese desde esta perspectiva, ciego sería el que no quiere ver, y no el que no puede.

Tras mucho reflexionar, y siguiendo con el concepto de vida que yo particularmente aplico, he llegado a la conclusión de que mi vida no acabó hace cinco años en una carretera, con la ropa apestando al whisky que había ingerido en grandes cantidades tras saber que Mónica había decidido dejarme. No en un accidente de tráfico donde unos padres jóvenes, un bebé y una niña de dos años perdieron la vida junto a mí. Mi vida ni siquiera había empezado. Y ahora... es tarde. ¿Hay castigo más duro que saber que has estado equivocado siempre, viendo las cosas de manera errónea cuando ya no se puede hacer nada? En esto, no hay segundas oportunidades, y lo peor no es no vivir, sino darse cuenta de que no has vivido. Yo me he dado cuenta cuando he tenido el tiempo suficiente para verlo todo desde la distancia, y lo único que puedo hacer es arrepentirme. Ojalá hubiese podido decirle a Mónica que la quería de la manera en que ahora soy consciente de que la amaba. Ojalá hubiese elegido el menú gratuito de todos los días de la interminable carta que ofrece el mundo. Habría saboreado tantas cosas... Lo mejor de todo habría sido que ahora podría decir que una vez estuve vivo, y quizá, ¿quién sabe?, habría podido escribir un artículo, o un libro, sobre mi particular forma de concebir la vida. Pero la realidad es que no soy un muerto, sólo soy un triste ciego que no quiso ver, alguien que no aplicó sus cinco sentidos más allá de sus tímidas funciones para hacer de un simple trayecto vital, un fascinante camino empedrado tanto de buenos como de malos momentos. De momentos…

Página 4 de 4 < 1 2 3 4
Comentarios
No se han Publicado Comentarios.
Publicar Comentario
Inicia Sesión para Publicar un Comentario.
Valoraciones
La Valoración está disponible Sólo para Miembros.

Inicia Sesión o Regístrate para votar.

No se han publicado Valoraciones.
En imágenes
Breves
Tanto nadar para morir en la orilla.
Mini Charla
Debes Iniciar Sesión para publicar un mensaje.

fw
06/02/2021 19:36
gracias por los besos. cuidáos mucho. un abrazo

fw
06/02/2021 19:36
aquí seguimos, Mar. sin armar escándalos :-D

Mar
21/01/2021 17:29
Y que os he dejado un poemilla en el Olvidado Jardín. Besos

Mar
21/01/2021 17:24
Holaaaaaa!!! He vuelto a la casa abandonada ¿Hay alguien? Solo vengo a dejaros abrazos imposibles. y

Mar
10/01/2019 12:34
Otro Año, otras vidas... Os deseo a todos que sea Feliiz y que tengamos Salud y Trabajo. Todo con mayúsculas. Y abrazos a capazos.

Archivo de Charlas