Portada · Noticias · Faq · Contacto · Colabora 08 Diciembre 2021 16:53
Navegación
las Ediciones
VSnail beta 1.0
Iniciar Sesión
Nombre de Usuario

Contraseña



¿Aún no eres Miembro?
Pulsa aquí para registrarte.

¿Has Olvidado tu Contraseña?
Pulsa aquí para solicitar una nueva contraseña.
Pergaminos
Sindicación
Foros Noticias
Textos Enlaces

Comunidad
© la maga - ¿Por qué?
Diez años de es.humanidades.literatura
la maga, 12 ene 2007

La primera vez que escribí algo en este grupo fue el 12 de septiembre de 1997. Tuve mis 10 minutos de gloria y después he estado entrando y saliendo de aquí pero sin acabar de irme definitivamente. Llevo mucho tiempo sin escribir nada y tampoco tengo ganas. No soy una persona demasiado sociable, así que me cuesta mantener el contacto con la gente. Soy muy perezosa para ponerme a escribir o llamar por teléfono y por desgracia he perdido la amistad de un montón de personas a las que admiro o quiero o tengo cariño. El azúcar me cansa, por eso creo que nunca he acabado de encajar. Pero tengo muy buenos recuerdos de este sitio y de muchas de las personas que estuvieron, han estado y están.

Hace mucho que no escribo nada. Creo que no sirvo para escribir y tampoco creo que sea algo que me guste demasiado. Sin más. Pero me apetece celebrar este aniversario y que mejor manera que escribir. Así que aquí va mi navytale (con un poco de retraso). Por cierto, un beso muy grande, Jorfa.




¿Por qué?


"La vida apenas solo dura un rato y es lo que tengo para estar contigo". Fito y los fitipaldis.

María se cruzó con él dos veces ese martes. La primera, una casualidad: ella paseaba a ritmo ligero para hacer ejercicio mientras ponía en orden sus pensamientos; él, hacía footing, con la gorra puesta. La segunda en el ambulatorio: ella tenía que ir para hacerse una radiografía de muñeca; él, estaba guardando cola en el mostrador de información. Burocracia con la gorra puesta. Una señal, pensó.



Recordaba haberle visto alguna vez en su bar favorito. Aquel al que ya no entraba nunca y del que antes no se atrevía a salir. Su segunda casa. Pertenecer a aquel bar hacía que se sintiese viva, que se sintiese acompañada. Cada vez que entraba, como por arte de magia, la luz se volvía más tenue y comenzaba a sonar una canción de Joe Satriani. Siempre la misma: ¿por qué? Y allí estaba él, detrás de la barra, junto a los discos y CDS, esperando el momento exacto de su entrada para apretar al play.

Me dijiste que te gustaba Satriani. Tu canción favorita era esta: ¿por qué? Bajo la intensidad de la luz para poder mirarte, saber cuando sonríes, notar como me miras. Bajo la intensidad de la luz para espiarte. Nos separa una barra, pero algún día la atravesaré.

Acababa de empezar el año cuando entraste por primera vez en aquel bar. El primer día es aburrido. No hay nadie en la calle. No hay nada abierto. Todo el mundo duerme. Nada existe. María salió de casa. «Necesito respirar», pensó. Por casualidad descubrió el bar. De los pocos que estaba abierto. Al abrir la puerta te golpeó la oscuridad. Apenas se podía ver nada, unas cuantas figuras sujetando vasos o botellas, que se movían al ritmo de la música. Steve Ray Vaughan. No estaba mal. Te acercaste a la barra y allí estaba esperando a que le hablaras. Mirándote entre las sombras.

- Feliz año, ¿tienes Satriani?

- Claro, ¿cuál quieres?

- Why.

Entonces comenzó algo que nunca se llegó a acabar.

Tuvo que pasar mucho tiempo para que os decidieseis a atravesar el muro que os separaba. Un muro lleno de vasos y botellas de cerveza. Tuvo que pasar un año, María, para que te decidieses a saltar.

Mientras se iba acercando a la puerta del bar notaba como el pulso se le aceleraba. « Esta abierto», pensó.« Quería verte y he tenido suerte». Dentro apenas había gente. A pesar de la oscuridad María vio al de la gorra justo cuando la guitarra de Satriani empezaba a sonar. Se sentó en un taburete cerca de él. Desde el otro lado de la barra, una sombra cerca de los discos la vigilaba. «Quería verte y he tenido suerte», pensó ella. «Quería verte y has venido», pensó él. El de la gorra le ofreció un cigarro pero María había dejado de fumar. Ella se preguntaba en cuántas de sus canciones hablaría del mar.

Cuando acabó Satriani, él se acercó hasta el borde de la barra.

- ¿Lo de siempre?

- No. No soporto lo de siempre. Quiero algo más.

Esperasteis pacientemente a que todos se marcharan y con Satriani, el suelo lleno de colillas, el olor a humo y a alcohol os decidisteis a saltar. Y cada vez saltar costaba menos.

María, atravesaste la barra tantas veces, entregándote sin pensarlo ni un minuto, desoyendo a tu cabeza que te aconsejaba la huída. Pero llegó el día en que dijiste ya no más. Era jugar entre botellas y vidrio, andar en la cuerda floja, quemarte con miles de colillas aplastadas en el suelo. Necesitabas estabilidad y sabías que la oscuridad de aquel lugar no la ibas a encontrar. Y te deshiciste del disco de Satriani para volver a empezar.



- Hoy hace siete años que nos conocimos. Feliz Navidad, cariño. Estoy seguro de que te va a gustar.

María abrió el paquete despacio bajo la mirada atenta de su marido y sus tres hijos

- ¿Te gusta? Es Fito

María no quiso mirar atrás pero sabía que tenía que hacerlo. Era una señal. Tenía que volver.

Todo ha cambiado. Entonces se dio la vuelta y les vio a los cuatro mirándola sin saber qué decir.

- Lo siento. Me voy.

- ¿Por qué?

Comentarios
No se han Publicado Comentarios.
Publicar Comentario
Inicia Sesión para Publicar un Comentario.
Valoraciones
La Valoración está disponible Sólo para Miembros.

Inicia Sesión o Regístrate para votar.

No se han publicado Valoraciones.
En imágenes
Breves
Llena o vacía, menos la quiero tuya que mía.
Mini Charla
Debes Iniciar Sesión para publicar un mensaje.

fw
06/02/2021 19:36
gracias por los besos. cuidáos mucho. un abrazo

fw
06/02/2021 19:36
aquí seguimos, Mar. sin armar escándalos :-D

Mar
21/01/2021 17:29
Y que os he dejado un poemilla en el Olvidado Jardín. Besos

Mar
21/01/2021 17:24
Holaaaaaa!!! He vuelto a la casa abandonada ¿Hay alguien? Solo vengo a dejaros abrazos imposibles. y

Mar
10/01/2019 12:34
Otro Año, otras vidas... Os deseo a todos que sea Feliiz y que tengamos Salud y Trabajo. Todo con mayúsculas. Y abrazos a capazos.

Archivo de Charlas