Portada · Noticias · Faq · Contacto · Colabora 15 Agosto 2020 12:08
Navegación
las Ediciones
VSnail beta 1.0
Iniciar Sesión
Nombre de Usuario

Contraseña



¿Aún no eres Miembro?
Pulsa aquí para registrarte.

¿Has Olvidado tu Contraseña?
Pulsa aquí para solicitar una nueva contraseña.
Pergaminos
Sindicación
Foros Noticias
Textos Enlaces

Comunidad
Movilízate!






© McDyver - La Presencia
5-LA PRESENCIA

Nada más entrar al desván noté la presencia.

Bueno, seguro que me recuerdan.Me llamo McSky y tengo un loro, una tienda y una buhardilla en el edificio Arcoiris. Soy un sujeto claro y transparente, aunque ni mi nombre real es McSky ni mi loro es exactamente un loro.

En cuanto a la buhardilla....

En cuanto a la buhardilla debo decir que tiempos atrás, en coincidencia con mi bonanza económica, adquirí en el Edificio Arcoiris un doble ático, y que a ese lujoso lugar le llamo buhardilla por aquello de mi natural bohemio.En realidad es una vivienda que tira de espaldas y por eso tengo instalada en torno a él una elevada barandilla dorada, no me vaya a caer de verdad y la jodamos. Yo y quien en ese momento atine a pasar por mi vertical.

Bueno, pues a una parte de ese ático al que llamo Buhardilla decidí bautizarla con el nombre de desván. Tengo allí algunos muebles viejos, manuscritos que no me atrevo a quemar, regalos que nunca me gustaron ni necesité...recuerdos de pasadas aventuras, cuadros que no me atrevo a colgar, reminiscencias de mis tres malhadados matrimonios...

Y sobre todo polvo.Mucho polvo.

Será por eso por lo que últimamente entro mucho en el desván, puede que sea la llamada del polvo, la magnética atracción de la nada. Polvo somos y en polvo nos hemos de convertir. Va bien mirar de vez en cuando lo que llegaremos a ser, parece una excelente cura contra la vanidad.

Será por eso por lo que algunas tardes agarro mi emparedado de salmón y queso, la botella de champán francés y un loro tan viejo que ya de viejo ni siquiera loro es y entro en mi "desván" a comerme el bocata, rodeado por los restos de mi propio naufragio, de todas esas viejas cosas que tantos y tantos recuerdos traen a mi memoria. He convertido esto en una costumbre desde que, tras el incidente con Corny y su mujer, decidí dejarme ver poco en la calle durante alguna temporada.Para mí viene a ser como una rutina terapéutica.

Sólo que aquella vez noté algo no rutinario. Había algo en el aire pasando y saltando a la comba por encima de lo habitual.

Había una presencia.

Nada más entrar al desván noté la presencia.

Se lo dije a Korreone

-Korreone...¿notas algo?

Korreone me hizo un gesto despectivo con la pata derecha. Es un loro bastante patético y solo lo mantengo por caridad y prevención digestiva.

No. No es cierto.

Si le tengo es porque le quiero. Y le aprecio. Es como uno de esos viejos gruñones que al final se te hacen imprescindibles. Porque yo sé que es sabio y me fío de sus impresiones.

Por lo tanto, si el decía que no, tal vez yo me estuviera equivocando con lo de la presencia.Afiné un poco más mi fino sexto sentido, me aislé de los ruidos de la ciudad y hasta de los de mi metabolismo ( aquel estómago acumulando ácidos y aquellas tripas tocando el violón de la gusa) y de esa guisa volví a tantear de nuevo mi entorno.

No cabía ninguna duda. Con más fuerza aún descubrí que estaba cerca de una presencia.

El loro, mientras tanto, voló de mi hombro hasta un rincón, con esa elegante parsimonia del que ya no está para muchos vuelos. Y yo, cerrando la puerta (temeridad que me sorprendió temblorosamente) pegué mi espalda a la madera y estornudé.

Tengo una teoría.

Si, señores míos. En este mundo todos tenemos algo. Hay quien tiene una cuñada. Pues yo tengo una teoría: Creo que los estornudos ahuyentan a los fantasmas. Puede que tenga que ver con la imposiblidad material de decir "¡Jesus!" cuando uno arrastra cadenas del infierno. O tal vez no. Pero el que suscribe tiene comprobado por una serie de experiencias que ahora no vienen al caso que es cierto. Y lo puedo asegurar con toda la fiabilidad que mis palabras les merezcan. Considero oportuno avisarles de que cada noche que entro en un cementerio (y suelo entrar) lo hago estornudando. Y ningun muerto hasta el momento presente me ha salido en cuerpo idem a protestar. Hasta el momento presente, dije.

En realidad la presencia no olía a muerto sino más bien a dolor y desesperanza.Olía a grito.¿Se puede oler a grito? Pues sí, ya que tenemos helados con sabor a boquerón en vinagre.

A vinagre, azufre y un poco de incienso olía la "Cosa". Dado que los gases que, a veces, con o sin aparato pirotecnico, culminan mi metabolismo huelen también a eso, por un breve momento dudé de mi y de mi contención. Falsas eran las tornas. El menda será como sea, pero jamás suelta un cuesco en presencia de desconocidos. Y una presencia es, en principio, algo desconocido. Les diré que ni siquiera abro escotillas cuando mi loro está cerca, y Korreone, mi ave, de compañía es todavía a pesar de los años un perfecto desconocido para mi.No, no me iba a soltar en presencia de "La Presencia",. haría frente a aquel clamor desesperado, fuera lo que fuera, con todas mis fuerzas y entereza.

Mis sentidos percibían como una sensación de imparable angustia, de desvalimiento, de caida por insondable acantilado...¡cómo un grito, coño, lo estoy diciendo!

Entrecerré los ojos para ver mejor.


Página 1 de 4 1 2 3 4 >
Comentarios
No se han Publicado Comentarios.
Publicar Comentario
Inicia Sesión para Publicar un Comentario.
Valoraciones
La Valoración está disponible Sólo para Miembros.

Inicia Sesión o Regístrate para votar.

No se han publicado Valoraciones.
En imágenes
Breves
Cual es el padre, así los hijos salen.
Mini Charla
Debes Iniciar Sesión para publicar un mensaje.

Mar
10/01/2019 12:34
Otro Año, otras vidas... Os deseo a todos que sea Feliiz y que tengamos Salud y Trabajo. Todo con mayúsculas. Y abrazos a capazos.

Mar
08/10/2018 15:42
Es una alegría encontrar, de vez en cuando, átomos tan afectuosos. Aquí andamos, volátiles y enamorados de las letras. Abrazos.

fw
27/08/2018 22:49
Los átomos también son invisibles, querida, y están por todas partes. Como el amor. Un abrazo.

Mar
18/07/2018 11:33
Bueno, queridos e invisibles amigos, os he dejado en el "Olvidado Jardín" algunas cosillas. Por si no puedo, os deseo unas vacaciones felices. Un abrazo interminable.

Mar
03/07/2018 16:04
Más de un año sin decir nada no tiene perdón. Pero os lo pido a los que aún, y a pesar de todo, segís cuidando este Vecindiario. Os echo de menos. Besos y abarzos a capazos.

Archivo de Charlas