Portada · Noticias · Faq · Contacto · Colabora 21 Septiembre 2021 01:07
Navegación
las Ediciones
VSnail beta 1.0
Iniciar Sesión
Nombre de Usuario

Contraseña



¿Aún no eres Miembro?
Pulsa aquí para registrarte.

¿Has Olvidado tu Contraseña?
Pulsa aquí para solicitar una nueva contraseña.
Pergaminos
Sindicación
Foros Noticias
Textos Enlaces

Comunidad
Vecind(i)ario, segunda etapa | Narrativa | el cuaderno
Publica© gsmiga - El Liceo aristotélico
fw
Super Administrador

Avatar Usuario

Mensajes: 675
Localización: Madrid, España
Registro: 25.06.08
Publicado el 15-01-2013 21:36
El Liceo aristotélico

Después de pertenecer a la Academia de Platón veinte años-de 17 a 37- Aristóteles fue "fichado" por el tirano Hermias, para quien fundó un estudio. Por lo que fuera, aquello no cuajó, y luego lo contrató Filipo de Macedonia, para educar a su hijo Alejandro, de 13 años a la sazón.

Volvió a Ateñas con 49 años a la espalda, y fundó el Liceo, que estaba situado muy cerca de lo que hoy es la plaza Syntagma de Atenas, en un lugar en el que existía un antiguo santuario dedicado a Apolo Liceo, que posiblemente fue causa de que se llamase así el centro de Aristóteles. Algo parecido a lo que sucedió con la Academia, llamada así en honor de Academo.

En la Antigüedad se conocía al Liceo aristotélico como Peripato -concretamente los historiadores de la época le llamaban "Escuela Peripatética de Atenas"- derivada del hábito del sabio de dar sus clases paseando. El verbo griego "peripatéo" siginifica pasear, y en el recinto del Licero existía un "peripatos" o paseo cubierto por donde caminaba el profesor transmmitiendo sus enseñanzas a sus oyentes.

Según cuenta Estrabón, Aristóteles tuvo la intención de establecer en el Liceo la primera biblioteca, y la inmensa suerte de que Alejandro se la financió, como antiguo discípulo y admirador del sabio.

El Liceo se parecía más a la Academia que a la Escuela de Isócrates, dedicada, casi exclusivamente a la enseñanza de la Retórica. En realidad el Liceo no era una institución jerarquizada, sino una comunidad de amantes del saber y de la actividad intelectual que conlleva el estudio.

Existía una división de tareas entre el profesorado y el alumnado, de forma que los maestros veteranos ("presbyteroi") dirigían las tareas docentes y la investigación, mientras que los neófitos ("neaniskoi") recibían clases y encargos o trabajos bajo la dirección de los anteriores. El mismo Aristóteles, como "escolarca"-director del centro, o escuela- estaba obligado a ejercitar ambas actividades, lo que hizo rodeado de un "séquito" de auténtico lujo. Puede afirmarse que allí nació la
"investigación en equipo".

No existía obligación de secreto sobre enseñanzas ni investigaciones, y la permanencia en la institución era voluntaria, sin obligación ni contrato alguno para formar parte de ella por tiempo determinado. La verdad es que era un privilegio pertenecer a dicho centro, porque Aristóteles tenía unos colaboradores de postín, como Eudemo, Diocles, Menón, Dicearco, Aristóxeno, Teofrasto y Heráclides Póntico. Todos compatibilizaban enseñanza e investigación.

No existía limite para el estudio y la investigación de gran número de materias, incardinadas en un vasto plan de estudios. Aristóteles se decantó hacia disciplinas basadas en la observación, análisis y experimentación, lo que dotó de carácter científico a la institución, a diferencia de la Academia de Platón, el cual se regía por el sentido teórico. Por ejemplo, en el Licero se estudiaban materias y aspectos que ligaban la Filosofía al mundo real, mientras que Platón sostuvo siempre que el reino de la Filosofía pertenecía, en exclusiva, al mundo de las Ideas, completamente alejado del terrenal.

En los 12 años que estuvo al frente del Liceo, Aristóteles tuvo tiempo para legar el conocido como "Corpus aristotélicum", además de una serie de grandes líneas de investigación propuestas y realizadas por él. Se metió en campos variadísimos: Lógica, Física, Metafísica, Biología, Política, Ética, Poética, Retórica. Dedicó tiempo y esfuerzo al estudio de biología y zoología. Hizo aportes en genética, embriología, anatomía, todos a partir de la observación y análisis experimental de los seres vivos. Su clasificación taxonómica estuvo vigente hasta la época de Linneo.

Fue el primero en aportar una distinción entre las ciencias: Teoréticas (Teología, Metafísica, Física, Matemáticas) y las que llamó ciencias prácticas (Ética y Política), además de las "poiéticas" (Poética y Retórica).

Como todo lo bueno se acaba algún día, la muerte de Alejandro Macedonio, su gran protector, causó una reacción antimacedónica en Atenas, lo que hizo que nuestro sabio pusiese pies en polvorosa, por temor a perder el tupé. Estaba claro que su buenísima relación con el difunto lo ponía en el punto de mira de sus enemigos. Por eso no tuvo otro remedio que dejar su amado Liceo para siempre y alejarse de Atenas, para no volver. Según Diógenes Laercio, exclamó... "No permitiré que pequéis por segunda vez contra la filosofía". Estaba claro que se refería a la primera, que ha bía sido el "asesinato legal" de Sócrates. Viajó a Calcis, en Eubea, lugar en que finó al cabo de un año.

© gsmiga
Editado por fw el 15-01-2013 21:37
http://www.vecindiario.es
Saltar al Foro: