Portada · Noticias · Faq · Contacto · Colabora 28 Octubre 2021 16:07
Navegación
las Ediciones
VSnail beta 1.0
Iniciar Sesión
Nombre de Usuario

Contraseña



¿Aún no eres Miembro?
Pulsa aquí para registrarte.

¿Has Olvidado tu Contraseña?
Pulsa aquí para solicitar una nueva contraseña.
Pergaminos
Sindicación
Foros Noticias
Textos Enlaces

Comunidad
Vecind(i)ario, segunda etapa | Narrativa | el cuaderno
Publica© azx - Presentación literaria
fw
Super Administrador

Avatar Usuario

Mensajes: 675
Localización: Madrid, España
Registro: 25.06.08
Publicado el 14-04-2011 22:36
Producciones azx tiene el placer de presentarles su último micro relato súper breve. Seguro que al acabar de leerlo se quedan con ese agradable sabor de boca que deja lo bueno pero breve.

Reserven ya los necesarios 8 minutos de tiempo imprescindible para su lectura.

Dedicatorias:

A jorfasan:

Ingeniero de Teclacomuniaciones y operado de estigmatismo, presbicia, hipermetropía, miopía, ojo vago, cataratas y bizquedad, lo que le permite una nítida y luminosa visión de la existencia. Uno de cuyos rayos de luz me alcanzó dejándome por unos segundos deslumbrado y encontrándome, al recobrar la visión, con una imagen textual que dio origen a este relato.

A ti:

Que lees estos textos y transitas por una vida que crees injusta o incluso cruel. No pierdas la esperanza. Eres alguien que con tus visitas lectoras motivas la aparición del impulso que me ha llevado a escribir este relato.

Siempre agradecidos por su magnífica respuesta.

azx Producciones.
http://www.vecindiario.es
PublicaRE: © azx - CULO DE MANDRIL
fw
Super Administrador

Avatar Usuario

Mensajes: 675
Localización: Madrid, España
Registro: 25.06.08
Publicado el 14-04-2011 22:41
CULO DE MANDRIL

La estancia mide aproximadamente unos quince metros cuadrados. Está amueblada con una mesa, un sillón con ruedas, dos sillas, un armario y una mesa de ordenador con ruedas. Ahora, con la informática, es cada vez más habitual encontrar oficinas sin las típicas columnas de archivadores, incluso la impresora suele centralizarse para optimizar recursos.

El hijoputa sale poco. Se concentra en lo que hace y parece como si el tiempo no importara.

Cuando hables con él y en las conversaciones normales con todo el mundo usa su nombre, pero en las referencias a asuntos suyos que nos tengas que hacer a nosotros llámalo "Diógenes". De esa forma, si por casualidad te escuchara en algún momento sin que te dieras cuenta, siempre podrías decir que estabas hablando de otra persona. Le hemos puesto Diógenes porque tiene la mesa y el armario lleno de toda clase de utensilios que imaginarte puedas. Se parece a esa gente que guarda todo lo que se encuentra y no tira nada.

Aunque, yo no acabo de estar de acuerdo con que se le haya puesto ese nombre a esa enfermedad. Si lees sobre la vida de Diógenes de Sínope, que así se le llamaba a este filósofo griego, se aprecia claramente que no acaparaba nada, todo lo contrario, era de lo más austero, eso sí, lo aprovechaba todo y vivía con el mínimo de comodidades. Para él no existía la moda; sus pertenencias duraban mientras le pudieran ser útiles. Y si necesitaba algo, con lo que los demás tiraban por inservible tenía más que suficiente. Lo que ahora se trata de inculcar: reciclar, y consumir con moderación para tener que reciclar lo menos posible. Vamos, un virtuoso para los ecologistas. Qué torpes son algunos para ponerle nombre a enfermedades. Las personas que acumulan hasta la exageración, en realidad lo que tienen es un miedo insuperable al futuro. No son capaces de correr el mínimo riesgo. Quieren tenerlo todo garantizado al máximo de sus posibilidades. Algún día ese objeto que ahora no interesa puede ser necesario y entonces quizá no sea posible encontrarlo o no se tenga dinero para comprarlo. Piensan: hay que guardar todo lo que caiga en nuestras manos, o incluso hay que ir a buscar eso que los demás tiran y algún día puede hacer falta. Totalmente lo opuesto al cinismo: solo debería poseerse aquello que de caerte al agua no te impidiera nadar. ¿Te gusta la filosofía? ¿Lees a filósofos actuales o de la antigüedad? Recordarás a Sócrates, el cinismo, Platón, etc.

- Muy poco. Apenas algo de cuando estudiaba. Suelo ver la tele, salir al campo con la bici, ver futbol, ir al cine; vamos, lo normal.

Pues deberías de leer más. La cultura es un buen pilar para sostener la casa en la que vivirás en el futuro, esa casa que llamamos vida.

Más cosas. De forma dosificada para no despertar sospechas hablamos con él de asuntos que son de nuestro interés, asuntos relevantes. Si sabe de algún tema, si va a ir a algún sitio, dónde pasó el fin de semana. Cualquier cosa que queramos saber sin dar opción a que nos mienta; la verdad.

- ¿Eso se puede hacer? ¿Sin necesidad de pasar el detector de mentiras? En los programas de la tele se ve como te ponen sensores por todo el cuerpo que luego van imprimiendo gráficas en papel.

Mejor. Cuando pasas el detector de mentiras sabes que están queriendo averiguar si mientes sobre algo. Te pueden preparar para pasarlo. Es posible que hagan las preguntas enfocadas de tal modo que no sean suficientemente claras y te produzcan confusión en la mente, lo que daría respuestas erróneas que serían dadas como válidas. De esta forma ignoras que estás pasando una prueba, eres natural, se sabe la verdad.

- Y sin saber si suda, si se le acelera el corazón, etc., ¿cómo descubrimos las verdades y mentiras?

Bueno. La mitad por imagen, la expresión corporal, los ojos, la boca, las manos, cada movimiento tiene su significado. Si eres observador podrás notarlo en las relaciones de cada día, en el bar, en el super, en el banco. Imagínate una observación directa, detallada, realizada por un experto. Es como tener delante un libro y leerlo. La otra mitad mediante el sonido. Estos programas los tienes en internet gratis, aunque son poco rigurosos. Grabamos cuando habla y luego el programa analiza los diferentes parámetros de intensidad, continuidad, tonalidad, etc., y nos dice cuándo miente y cuándo dice la verdad. Solo con la expresión corporal la fiabilidad sería del noventa y cinco por cien. Y con el análisis de la voz nada más, el ochenta por cien. Pero como superponemos las dos técnicas al mismo tiempo, entonces el resultado garantiza el cien por cien de acierto.

La técnica es la siguiente. Unas veces hablamos con él y le preguntamos de temas intrascendentes con respuestas que ya conocemos. Dónde vive, qué programa de la tele le gusta más, si tiene perro o gato, los gustos gastronómicos. Entonces registramos todos los datos. Otro día hablamos de algo que queremos saber, que nos interesa, y registramos los datos. Comparamos los resultados y sabemos si ha dicho la verdad o si ha mentido. Llegamos incluso a sacar conversaciones de algo que sabemos pero también sabemos que no nos va a decir la verdad al preguntarle porque lo considera parte de su vida privada más íntima o porque sería desvelar alguna parte recóndita de otra persona, vemos cómo habla con nosotros y nos miente, y todo eso también lo registramos. De tal forma que no nos puede engañar nunca.

También averiguamos sus tendencias emocionales comunicándole noticias sobre alguien o algo, o hablándole de alguien y estudiando sus reacciones. Unas veces personalmente, otras por teléfono. Al conversar con otra persona ocurre lo que al pasar el detector de mentiras, tratas de disimular porque te están observando y siempre se procura dar buena imagen en nuestras relaciones. Pero al estar solo y recibir una llamada la reacción es totalmente natural, fresca, sincera. Sabemos quién le cae bien, quién mal, qué bien, qué mal. Casi casi solo nos falta saber qué piensa cuando está en la playa, en el campo o en algún lugar imprevisto.

- ¿En su casa también?

En su casa, en el trabajo, en su coche, donde suele pasar la mayor parte de su vida.

- ¿Cuándo está en la cama también?

Mira. Piensa. Si tú supieras que en una ciudad los bancos no tienen puertas ni cajas fuerte solo tendrías que ir allí cuando se van los empleados y coger dinero. Si supieras que una gasolinera por la noche está abierta y no la atiende nadie, irías allí de noche y no tendrías que gastar dinero en gasolina. ¿Lo entiendes? Lo vemos y escuchamos en la cama, en el coche, en el cuarto de baño y en cualquier lugar donde esté habitualmente. Cuando habla por teléfono, cuando está conectado a internet, sus mensajes, las páginas que ve, en todo momento. ¿Tienes novia?

- Sí. Hace ya dos años que estoy con ella.

Y vosotros solamente os preocupáis por los cuernos cuando estáis separados de doce de la noche a ocho de la mañana. O cuando el otro está en un lugar donde hay cama. O cuando el otro está acompañado de solo una persona. ¿No?

- No nos preocupamos por eso, tenemos una buena relación, confianza total, pero sí, mirándolo así, lo que tiene que pasar puede pasar en cualquier sitio y a cualquier hora.

Pues ya está. Además, la electrónica no transporta el olor cuando te sientas a evacuar el cocido del día anterior.

- Un poco violento esto.

Tranquilo que ya te acostumbrarás. Es cuestión de tiempo. Cuando te des cuenta que estás trabajando con un hijoputa cualquier cosa que le pase te parecerá poco.

- ¿Por qué preocupa tanto? ¿Por qué tanto interés?

Por ser pardillos como tú.

Teníamos su coche controlado mediante un GPS, por lo que podíamos ver por dónde iba en cualquier parte del mundo. También controlábamos sus movimientos gracias a su teléfono móvil. Cuando se compró el coche que usa ahora no nos preocupamos y decidimos seguirlo por la señal del teléfono, y al día siguiente colocarle el GPS al nuevo coche. Entró en el concesionario, entregó el coche viejo, acabó con el papeleo, se montó en el nuevo, apagó el teléfono, se marchó y estuvo fuera de control hasta el día siguiente que apareció en el trabajo. Desde entonces no nos fiamos de él para nada.

- ¿Por el móvil se puede saber dónde estás?

Como se nota que eres nuevo en la vida. Si tuvieras un hijo de diez años ya te habrías dado de alta en la compañía de teléfonos para poder ver en el ordenador de tu casa los lugares por donde va el chaval.

- Pues esto no parece mucho. Pudiera ser una coincidencia, que se le acabara la batería del móvil en ese mismo momento. Yo me quedo muchas veces sin batería, es algo normal.

Si fuera eso solamente, pero son muchas cosas. Por ejemplo un mensaje que envió y que indicaba justo lo contrario de lo que decía. Mensaje que iba, por supuesto, cifrado con PGP. Las personas normales envían los correos abiertos, lo que tienen que decir lo dicen claramente, y cualquiera puede leerlo, pero él, los que no quiere que leamos los encripta.

- Y si estaba cifrado, ¿cómo se pudo leer el contenido?

Porque, afortunadamente para nosotros, no toma las precauciones que debería. Su cabeza no da más de sí. En lugar de generar un par de claves para cada corresponsal usa un par para todo el mundo.

- Y eso qué quiere decir.

Te explico. Una de las muchas vulnerabilidades del cifrado es que si tienes un mensaje con el texto cifrado y descifrado, con habilidad y un buen ordenador, a partir de ahí ya puedes descifrar todos los mensajes posteriores cifrados con esa misma clave. Lo siguiente, enviarle mensajes haciéndonos pasar por una internauta casual y cuando nos dijo de usar PGP aceptar. No te explico más porque estás más perdido que los de la serie. Ven, ponte a este lado para poder ver la pantalla. Este es el mensaje que envió:

"Hola tron. Me disculpas que pase tanto tiempo sin noticias mías pero últimamente me encuentro un poco melancólico. Ayer estuve más de veinte minutos dudando si dejar el marca páginas en el libro y apagar la luz o seguir leyendo. Me quedaba mirando la página setenta y tres y la setenta y cuatro, setenta y tres y setenta y cuatro, sin acabar de decidirme en dejar el cartoncito en medio y cerrar el libro. El lunes pasado también estuve un buen rato con las dos manos sujetándome en el lavabo viendo como se iba el agua por el desagüe, acabando girando la cabeza hacia la derecha siguiendo el movimiento del remolino del agua medio hipnotizado. Esta tarde mismo después de trabajar, al ir hacia casa me he sentado un rato en el parque y casi me quedo dormido viendo a un vencejo bebiendo en la orilla de un charco que quedaba de lo que ayer llovió. Casi todo me inspira poesía. Te espero para carnavales, a ver si salimos y me alegro un poco. Chao."

- Ya está. Está claro. Oculta el nombre del destinatario.

Oculta el nombre del destinatario. Pero si el nombre del destinatario y la dirección de correo electrónico no se cifran, van en el encabezado del mensaje. ¿Dónde está el nombre del destinatario?

- Pues es obvio. Si juntamos el texto de antes del primer punto con el texto de antes del último punto: "Hola tronchao". Se llama "tronchao".

Paciencia. Dame paciencia para que no lo estrangule.

- ¿Qué dices?

Nada. Que no es eso. Tron es un recorte de tronco, costumbres modernas y chao una forma pija de despedirse. Le dice que no venga. No sabemos si sospecha algo, pero le dice que no venga. Podríamos habernos enterado de quién es el tal "raul" pero tendremos que esperar.

- A ver, que lo lea despacio. Pues lo dice bien claro que tiene ganas que venga para salir de marcha en carnavales. No dice que no venga.

Mira pardillo. Dónde dice que ponga el marca páginas.

- Entre la página setenta y tres y la setenta y cuatro.

Atiende. En todos los libros la primera página está a la derecha. No se puede dejar un marca páginas entre una página impar y una par. Solamente se puede dejar entre una página par y una impar. ¿Lo comprendes?

- ¿En todos? No habrá algún libro donde no se cumpla esa costumbre.

No. Pasa en todos los libros. Sigamos. Estamos en el hemisferio norte, ¿no?

- Sí.

Bueno. En el hemisferio norte la turbulencia del agua al salir por el desagüe forma un remolino que gira a la izquierda, al contrario que las agujas del reloj. Y en el hemisferio sur al revés. Por lo que no giraba el agua a la derecha como dice sino a la izquierda. Y por último. Los vencejos beben cogiendo el agua con el pico mientras vuelan porque no se pueden posar en el suelo. Tienen las alas demasiado largas, las patas demasiado cortas y después ya no podrían levantar el vuelo. Duermen volando, follan volando. Son tres mentiras en el texto. El texto es mentira. Le dice que no venga. ¿Queda claro?

- Debe de ser así. Y todo esto, creo que tiene que costar mucho. No se puede vigilar a mucha gente así.

Pardillo. Tú eres nuevo. A ver si consigo que aprendas algo. Si al final te quedas ya te pondré al corriente de cómo se controla el mundo. Eso es formación avanzada.

- ¿Y no se entera de nada?

Afortunadamente no. Es bastante corto por fortuna. Pero la suerte no es eterna, hay que buscar más antes de que se acabe. No hay que tentar la desgracia. Te cuento dos fallos que afortunadamente acabaron bien. Hay que poner interés para que no se repitan.

Para que no puedan leer lo que tira a la basura corta los papeles en finas tiras con las tijeras, así al revisarle la basura resulta prácticamente imposible obtener datos. ¿Tú dónde te cortas el pelo, en una peluquería moderna o con un peluquero de los de antes?

- En una peluquería unisex.

Bueno, en una fina; pues antes había unos peluqueros, también llamados barberos, que afeitaban a sus clientes con una navaja, la misma para todos sin preocupaciones de que se contagiara nada, y les cortaban el pelo con tijeras que abrían y cerraban aceleradamente rozándolas sobre el peine. Cuando más aprisa iban más pronto terminaban, más clientes pasaban y por ello más dinero ganaban. Ante tal velocidad, hasta cuando levantaban las manos para cambiar el peine de sitio y empezar a cortar en otro lado, abrían y cerraban las tijeras en vacío, en el aire, y de nuevo volvía el pelo a encontrarse entre las hojas, a desprenderse y caer al suelo después de ser cortado.

Charlando sobre hacer unas cosas por la tarde se excusó uno de no tener tiempo por tener que ir a cortarse el pelo, a lo que otro dijo sonriendo: pues que te lo corte Plinio. Y hubo unas risas.

Él no tiene nada que lo relacione con el corte de pelo. Por lo que el único motivo de la gracia es el parecido del sonido que hace con las tijeras cuando corta a toda prisa sus papeles antes de tirarlos. Y eso solo lo sabe quién lo haya escuchado.

El otro. Aquí hay uno que tiene la costumbre de repetir todos los estribillos que oye. Soniquete que escucha, canción que tenemos para dos o tres semanas. Le llamamos "el replicante". Estábamos aquí preparando una reunión y al hijoputa en su despacho le da por la banda sonora del libro de la selva. Llamo a todos, y antes de que llegue a sentarse ya le había soltado el replicante: hakuna matata. Me quedé blanco, pero no reaccionó y empezamos la reunión con normalidad. Tenéis que ser más prudentes.

- ¿Cuánto tiempo lleváis así?

Tres años.

- Tres años sin resultado, ¿y de no encontrar nada malo?

Es difícil predecir un final. Suponiendo que no se le pille en algo claro e irrefutable, pues. habría que hacer algo. Porque saber sabemos que es un hijoputa pero hay que demostrarlo. Los hay bestias, en el extremo malo. Por ejemplo el caso de Litvinenko. ¿Lo conoces?

- No

Pardillo, tienes que saber que más allá de Gran Hermano hay vida. De Conan Doyle, John le Carré, Agatha Christie, Ian Fleming, ¿has leído algo?

- No

Se nota. Si no alguna de las tres falsedades del mensaje la hubieras descubierto. Un consejo. Seguro que en la mochila que llevas cuando vas con la bici cabe un libro. Así cuando te canses te echas un rato en la hierba y lees mientras descansas. ¿Qué estudios tienes?

- Soy licenciado en Ciencias Ambientales. Máster en Intervención y Gestión del Paisaje para la Dinamización del Patrimonio Ambiental, Cultural, Histórico y Turístico. Y Máster en Migraciones Contemporáneas e Interculturalidad.

¡Tócate las narices! Menos mal que somos bastante guarros, destructivos y arrasadores con la naturaleza, y también un poco racistas, todo ello trabajo para esos estudios. Y de libros y periódicos poco ¿no?

- Me gusta leer El Jueves.

¡Hombre! Menos mal pardillo. Tranquilo, eres recuperable. Si lees El Jueves todo es cuestión de ir ampliando horizontes. Pero al menos habrás visto alguna peli o serie de Hércules Poirot, James Bond el agente 007, Smiley, Sherlock Holmes.

- Sí, del 007 he visto todas las nuevas y alguna de las primeras.

Pues en toda esa ficción hay infinidad de ideas y opciones, pero la realidad siempre supera a la ficción. Alexander Litvinenko fue un coronel, importante agente del FSB, antigua KGB, que desertó y se fue al Reino Unido, desde donde criticaba a los dirigentes rusos, acusándoles de cometer delitos en beneficio propio. En el 2001 publica su libro "El FSB dinamita Rusia", del que se hizo el guión de la película francesa "Atentado contra Rusia". Según él, en una reunión que tuvo con unos rusos de visita en Londres le vertieron en la comida o bebida una pequeña dosis de polonio, elemento químico radioactivo. Este producto fue extraído por primera vez en 1898 por el matrimonio Curie de la uranita; es cincuenta veces más radiactivo que el uranio. Los efectos no comienzan a manifestarse hasta los tres días por lo que hay tiempo sobrado para estar lejos cuando empiezan a buscar al culpable. Murió 22 días después. Podrían haberlo hecho de otra forma más rápida pero no, eligieron una de las más lentas y dolorosas, para que puedas saborear bien que te estás muriendo. Para que te quede claro quién ha vencido. Para que puedas salir varios días por la tele a dar testimonio a posibles candidatos por estar pensando como tú. No está claro quién lo hizo ni por qué, pero se acabó el problema.

También se podría darle a entender lo que estamos haciendo pero de forma nimia, exigua; lo que hacen los torpes cuando meten la pata, pero de forma deliberada y de forma que siempre le quede la duda, que no pueda probar nada, pero por otro lado que le quede claro, vamos, volverle un desequilibrado que acabe dependiendo de un siquiatra. Todo el día pensando que te están vigilando, que te observan, que te escuchan, que te ven, sin que puedas esconderte. Vivir en una cárcel en la que los barrotes son la obsesión. Querer escapar y no poder. Un vegetal dependiente de pastillas. Una mierda.

- Eso es bastante peligroso, podría entrar un día por la mañana y liarla.

¡Pero bueno! ¿Con quién crees que estás hablando? Sé perfectamente cómo es cada persona con la que trabajo. Pero parece ser que tú me crees capaz de darle una patada en los huevos a un león que está echándose la siesta; como si fuera un descerebrado. Mira pardillo, una cosa es eso, y otra muy diferente es darle palos a un pollino con una vara de olivo. Nosotros tenemos los límites muy claros. Además ¿tú crees que si fuera alguien peligroso estarías aquí, un novato como tú? Estás aquí para aprender, para empezar, y vas a empezar con un capullo. Aquí un fallo lo estropearía todo y nada más, pero en otros casos si te descubrieran, un día aparecerías chafado en una acera después de haber caído de un octavo. Así es que fíjate bien con lo que haces y aprende para en el futuro ser tú mejor que el otro y de esa forma podrás llegar a viejo.

Otra opción es arruinarle el futuro. ¿Has visto la película Caza a la espía?

- Sí pero no se puede comparar con la acción de Bond. Es un poco sosa.

Es que no se puede comparar. Ésta se basa en hechos reales y va más por el camino de la moral que por el de la acción. Parece ser que el Gobierno de EEUU estaba buscando pruebas de que Irak tenía armas de destrucción masiva. Valerie Plame, agente de la Cía. encubierta, pudo proponer que su marido Joseph Wilson, diplomático estadounidense, viajara a Níger para averiguar si le habían vendido uranio a Saddam. De regreso sus conclusiones fueron que no, pero a pesar de ello el presidente Bush en un discurso ignoró el informe y dijo que sí había existido colaboración. Meses después Wilson publica en el periódico un artículo titulado "Lo que no encontré en África".

- Y eso no gustó.

Exacto pardillo. El Gobierno quería dejar clara una cosa y él afirmaba que no estaba nada claro.

- ¿Y si tenía él la razón? No tenía por qué mentir.

Mira pardillo, despierta. ¿Tú quién eres y qué eres?

- Yo soy una persona, un hombre, un ciudadano honrado y trabajador.

Eso es lo que tú crees que eres, pero no es lo que eres. Te queda mucho camino por recorrer. Tienes que aprender a diferenciar entre lo que a ti te gustaría que fuera la realidad y lo que es la realidad. Para saber lo que es la realidad hay que rascar y comprobar si debajo de una manzana roja hay una manzana verde pintada de rojo. Tienes que averiguar si eres guapo porque eres guapo o si eres guapo porque te han hecho creer que eres guapo y en realidad eres feo y asqueroso, pero cuando te miras al espejo te ves bello y esbelto porque dentro de tu cabeza tienes un CD R que han puesto en la grabadora con la opción grabar y cerrar para que luego, después de decirte lo que debes saber, ya no puedan volver a añadírsele más datos. ¿Tienes coche?

- Claro.

Y cuando pinchas una rueda que haces.

- Nunca he pinchado, el coche es nuevo y no tiene averías, va muy bien.

Eres tan nuevo. Eres tan nuevo. Eres tan nuevo que ni te pasan cosas. Pues imagínate que has pinchado.

- La cambio por la de repuesto.

Y si decides, después de usar los neumáticos tres mil kilómetros, cambiarlos por unos más anchos para poder coger las curvas a más velocidad sin que te derrape el coche.

- Pues los cambio.

Y si la llave no gira a la izquierda para aflojar los tornillos de la rueda, porque es ecológica y dice que los neumáticos los cambiarás por otros más anchos cuando hayan llegado al final de su vida útil.

- ¡Cómo no va a girar la llave a la izquierda! La llave hace lo que yo quiera.

No lo has entendido pardillo. Si la llave no quiere aflojar los tornillos porque es ecológica, la tiras al contenedor de la basura, te vas a una ferretería y pides una llave que no piense, que haga siempre lo que tú quieras. Preguntas cuando vale, pagas, te vas a casa y cambias los neumáticos.

Tú. eres. una. herramienta.

- ¿Y tú? ¿Y nuestro jefe?

Tú eres mi herramienta y yo soy la herramienta de mi jefe y mi jefe es la herramienta de su jefe. Solo se deja de ser herramienta cuando se está en la cima. Pero aun así no puedes estar tranquilo, porque entonces te tienes que preocupar de que nadie llegue a alcanzar más poder que tú, ya que en ese caso pasarías a ser una herramienta de él. De todos los leones solo folla el jefe, porque no permite que ningún otro león se acerque a las hembras. De todos los ciervos solo folla el jefe, porque las hembras solo se dejan follar por el más fuerte. ¿Lo pillas?

- En los trabajos que tengan que ver con quienes toman decisiones te pueden despedir, pero, hay millones de personas que pintan paredes, construyen paredes, cortan césped, cultivan lechugas y esos hacen lo que quieren, no son herramientas de nadie.

Iluso utópico. Despierta del sueño. Pon los pies en el suelo. Esos también son herramientas. Todo el mundo es herramienta. No hay nadie que no sea herramienta, sin tener poder, mucho poder.

- Pues no sé por qué.

Porque, donde se puede, las herramientas van a poner un sobre en una urna. Y hay que darles de comer a sus ojos y a sus oídos aquello que dé como resultado que del sobre salga una papeleta del color que interesa. Y donde no se puede votar, hay que darles de comer a sus ojos y a sus oídos aquello que dé como resultado que las herramientas que producen se queden en su casa tranquilitas sin salir a la calle a dar por el culo. Cuando quién molesta es uno, se le quita y se sigue adelante, y cuando son muchos, demasiados, hay que tratarlos con habilidad para convencerlos por las buenas de que lo mejor es lo que yo quiero, que para eso soy el más listo.

Sigo. Lo más seguro es que tuviera razón y no hubo colaboración. Todo podría haber quedado así y hubieran seguido viviendo como buenas herramientas obedientes disfrutando de todo lo bueno que hay en la vida que uno ha elegido vivir y que al final ha alcanzado, sin embargo quiso opinar de forma contraria a sus jefes y eso no le salió gratis. Nada es gratis en la vida, y hay muchas formas de pagar, no siempre con dinero. Porque por un lado dice ella que se han ido a vivir a una ciudad donde se sienten muy bien, y que vivir bien es la mejor venganza, pero por otro lado también se queja de que ahora podría seguir realizando su trabajo en el extranjero con su familia, trabajando en asuntos de seguridad nacional. Bueno. Entonces, ocho días después, también en un periódico, aparece publicado que su mujer era una agente de la CIA., después de 20 años trabajando de forma encubierta todo a la puta mierda. La dejaron con el culo al aire.

Fin

© azx
12-04-11
http://www.vecindiario.es
Saltar al Foro: