Portada · Noticias · Faq · Contacto · Colabora 28 Octubre 2021 15:53
Navegación
las Ediciones
VSnail beta 1.0
Iniciar Sesión
Nombre de Usuario

Contraseña



¿Aún no eres Miembro?
Pulsa aquí para registrarte.

¿Has Olvidado tu Contraseña?
Pulsa aquí para solicitar una nueva contraseña.
Pergaminos
Sindicación
Foros Noticias
Textos Enlaces

Comunidad
Vecind(i)ario, segunda etapa | Narrativa | el cuaderno
Publica© Sebastián - LAS FIESTAS PATRONALES
fw
Super Administrador

Avatar Usuario

Mensajes: 675
Localización: Madrid, España
Registro: 25.06.08
Publicado el 28-03-2011 14:33
LAS FIESTAS PATRONALES

Fiestas patronales. Se llamaban así. Y esto no es ninguna clase de propaganda.

Puedo recordar que, temprano y desde casa, de repente podía oír el infinito zumbido de la gaita, sobre el tamboril, que sonaba en la esquina más próxima, nada menos que junto a la casa de Jaime y a la de la abuela. Salías y allí estaban también los cabezudos, los dos de siempre, con aquel rostro tan grande y ajeno a todo. Bailaban. Aquello parecía dar una repentina y oportuna importancia al lugar, a nuestras calles. Los niños corríamos hasta hacer un corro a los cabezudos y a los gaiteros, mientras las mujeres lo miraban desde el portal de las casas.

Las Fiestas llegaban pensadas y repensadas a lo largo de los meses, quizás de todo el año. Y desde este momento, que era nada menos que su real inicio, los amigos corríamos a la plaza para ver lo que “había”, lo que aquel año habría “venido”. Lo preveíamos casi todo. Estaban ya las mesas de cacahuetes y avellanas, con rebosante surtido de caramelos de formas y colores desconocidos. Ya conocíamos a algunos de los hombres y mujeres que venían con ellas. Lo íbamos recorriendo todo. Otras mesas tenían montones de cosas útiles para nosotros, como pelotas de goma, silbatos, pelotitas atadas a un hilo elástico que permitía cuidadas idas y venidas y otros lances, otras para hacer situaciones de risa. Estaban también las brillantes ruedas para probar fortuna, que por alguna razón dejaban ir, cuando giraban, un ruidito de inesperada calidad. Y había otras mesas también conocidas y con algo más de fuste, en las que podíamos ver la seriedad de las carteras de bolsillo, correas y oscuras gafas de sol, que podían alinearse arriba, colgadas de un hilo.

Y perdonen. Pero aún he de decir que los niños nos preguntábamos y nos informábamos acerca de cosas de una especial prestancia, tales como la caseta de tiro (que llevaba una familia ya muy conocida), la sala del guiñol, hecha con tablas de madera y, claro, llena de sillas puestas sobre el piso mismo de la calle, y el impresionante columpio de “barquitas”, que permanentemente funcionaba con música y en el que algunos jovenzuelos ya mayores hacían subir hasta el techo. Nos gustaba ver de cerca los raros preparativos de todo aquello.

Uno participaba en todo esto según lo permitían unos fondos pactados previamente con mis padres. En las casas se hacía una ensaimada. Y probablemente flan.

© Sebastián
http://www.vecindiario.es
PublicaRE: © Sebastián - LAS FIESTAS PATRONALES
fw
Super Administrador

Avatar Usuario

Mensajes: 675
Localización: Madrid, España
Registro: 25.06.08
Publicado el 29-03-2011 14:54
Sebastián
Fiestas patronales. Se llamaban así. Y esto no es ninguna clase de propaganda.


Sap
Me encanta, Seb, esta mezcla de serenidad y asombro que aún guardas en la mirada. Frente a este tipo de escritura me pasaría horas leyendo. Es como encontrarse con una mezcla inédita de Pla y Delibes.
Saludos.
:-)
http://www.vecindiario.es
Saltar al Foro: