Portada · Noticias · Faq · Contacto · Colabora 03 Diciembre 2021 11:08
Navegación
las Ediciones
VSnail beta 1.0
Iniciar Sesión
Nombre de Usuario

Contraseña



¿Aún no eres Miembro?
Pulsa aquí para registrarte.

¿Has Olvidado tu Contraseña?
Pulsa aquí para solicitar una nueva contraseña.
Pergaminos
Sindicación
Foros Noticias
Textos Enlaces

Comunidad
Vecind(i)ario, segunda etapa | Poética | olvidado jardín
Publica© MAR - CAJAS DE ARENA
Mar
Administrador

Mensajes: 169
Localización: Madrid
Registro: 02.07.08
Publicado el 30-11-2015 10:18
CAJAS DE ARENA

ARENA 1

Sentarse frente a un charco
es imaginar un océano.
Basta una molécula líquida para ahogar la infinitud
pero el tiempo es una nube anémica que huye.
Desde el tejado miro el sol primero que germina.
Desde el tejado miro el sol efímero que agoniza.

ARENA 2

Rondando por travesías sempiternas
descubrí que en mis paseos, desafiándome,
volvía la poeta inamovible, ásperamente íntima.
Las sutiles redes de su melancolía me sitiaban,
como un presentimiento impasible.
Y ahora existo en el espacio.

ARENA 3

Recordemos que la placenta es limo,
es otra persistencia: Es sentirnos
preservados en el arca de los secretos.
La chispa va ascendiendo, sin apreciar su luz.
Si previo aviso, rompe la membrana de la utopía
y vuelan las esperas con un llanto.

ARENA 4

De pronto siento la urgencia de la sinceridad:
La defensa del espíritu es otro organismo
y el único pasaporte es un beso que
traspasa la barricada de los orígenes,
la inmortalidad ya tiene su rehén.
¡Y el cosmos ya puede soñar sin recelo!

ARENA 5

Me cautiva la bruma pervertida
y su centelleo de soberana desarbolada.
Como una niña trepo por la enramada
que florece entre aromas y envolturas.
Y de pronto, aérea entre sus ramas,
me convierto en manantial de semillas.

ARENA 6

Siempre es un juego ver amanecer entre claroscuros.
Se desvela el prodigio de las manos
y por lo ingenuo, atrapa el corazón,
danza la sangre tangible por las venas.
Y en el glóbulo añil de la placenta
juega a ser un pez nuestra existencia.

ARENA 7

Creo a ciegas en la ternura onírica;
es una adorable ofrenda de las Xanas
que me confiaron un secreto:
- ¡Niña, escribe y fantasea realidades! -
y yo, que jamás he admirado a los irrebatibles,
confié en mis sueños levantiscos
y ahora vivo sumida en mil insomnios.


---
© MAR – Noviembre2015

Mar
Saltar al Foro: