Portada · Noticias · Faq · Contacto · Colabora 19 Octubre 2021 00:13
Navegación
las Ediciones
VSnail beta 1.0
Iniciar Sesión
Nombre de Usuario

Contraseña



¿Aún no eres Miembro?
Pulsa aquí para registrarte.

¿Has Olvidado tu Contraseña?
Pulsa aquí para solicitar una nueva contraseña.
Pergaminos
Sindicación
Foros Noticias
Textos Enlaces

Comunidad
Vecind(i)ario, segunda etapa | Crítica | la lumière
Publica@ Sebastián.- Gran Torino.
zinnia
Moderador

Mensajes: 27
Localización: Madrid
Registro: 21.02.09
Publicado el 13-04-2009 16:00
Debe ser un hecho enteramente lógico guardar en la mente -digo nosotros,
los humanos- ciertas imágenes ejemplares ético-estéticas de nuestra especie
en las que veamos encarnado algo que coincida con alguna de nuestras
preferencias básicas. A salvo tus posibles correcciones y precisiones, creo que
los personajes que suele interpretar Clint Eastwood -y en las circunstancias de
cada caso- juegan para ti un papel de este tipo. Perfecto. No diré si son o no
también de mi agrado, porque ahora esto no tiene ninguna importancia.
El hecho es que, para el enfoque que acabo de señalar, tales personajes
llegan a dar el peso a la película misma y que lo demás no pasa de ser un
contexto auxiliar. ¡Más o menos! valorar una película.


Pero uno, novato y elemental, puede tener otro enfoque. Puede ver el terreno
que tiene enfrente como una unidad e interessarse, precisamente, por la
relación entre el distinguido protagonista, sean cuales sean los valores que
pretenda encarnar, y su contexto habitual.Entonces esa figura ya no se
valora aisladamente, sino de cara a ese medio que la rodea y que, por esto,
se ve como inseparable de la mismo y la legitima. Dejo aquí la teoría para
decirte que he encontrado que C. E., sólido en sí mismo, era un personaje extraño
para el lugar donde vive y sin conexión con él. Se supone que el hombre se
ha hecho mayor en ese barrio, pero luego se sorprende ante el coche de los
chicos malos, seguramente habitual en aquellas calles, como ante lo distantes
y adversos que constata son sus vecinos; para todo lo cual tiene la actitud
de un recién aparecido a la vez que hace gala, no obstante, de un lenguaje
muy manoseado y hasta barriobajero. Sería una figura plasmada de golpe,
sí, e ignorando todo marco (a lo mejor exagero). Visto así -visto así- yo
creo que C. E. practica un autismo tal que, si tuviera que prescindir de ella,
sería para él tan grave, o más, como si a H, Bogart el médico le quitara el
tabaco (esto era más bien para reír).


Te agradezco de nuevo, e incluso especialmente, que me señalaras esa
película. Me lleva a un ejercicio elemental pero de cierta confianza (¡ah!,
me olvidé del cura, con sus íntimos propósitos de perseguir a la gente para
confesarla...). Veré The visitor, que aún no está lista. Y nada, encantado,
zinnia.


Sebastián.

zin
Editado por zinnia el 13-04-2009 16:18
Saltar al Foro: